Ban

Por fin.. operativos en la frontera del caos en Naucalpan y Miguel Hidalgo

  • De acuerdo con la SEMOVI de la CDMX continuarán operativos en diversos puntos.
  • Usuarios exigen a las autoridades estatales y locales poner orden ante el caos vial, de tránsito, regulación de comercio informal y falta de movilidad ante el Covid-19.
Por: Nacho Corro

En acción coordinada por la SEMOVI  y Alcaldía Miguel Hidalgo, apoyados por autoridades del Estado de México y del Municipio de Naucalpan, así como de la Secretaría  de Seguridad Ciudadana y Secretaría de Gobierno, se realizan dispositivos para todo el transporte público en distintas partes de la capital, para generar mejores condiciones para las personas usuarias.


La Secretaría de Movilidad (SEMOVI) apercibió a 60 unidades de transporte de la entidad mexiquense y de la ciudad en la zona de Cuatro Caminos por realizar ascensos y descensos en zonas prohibidas.

Del mismo modo, seis unidades fueron infraccionadas por bajar a las y los usuarios en carriles centrales del Periférico Norte.

La SEMOVI continuará con estos dispositivos en toda la Ciudad de México para fomentar el apego a las disposiciones del Reglamento de Tránsito y la Ley de Movilidad y garantizar la seguridad de la ciudadanía al usar el transporte capitalino.


La frontera de nadie

Por su parte, usuarios del transporte público en la zona de las inmediaciones de las fronteras de Naucalpan y Miguel Hidalgo exigen a las autoridades estatales y locales poner orden ante el caos vial, de tránsito, regulación de comercio informal y movilidad y regulación del transporte pública en la zona, ya que pareciera que ninguna autoridad se responsabiliza de los efectos negativos que generan.

Por su confluencia de frontera entre el Estado de México y la Ciudad de México es evidente que diariamente ha afectado por años la ausencia de rigor gubernamental para regular, controlar y dar seguimiento a paraderos, lanzaderas, bases del transporte público en donde confluyen por lo menos más de unas 40 rutas de ambas entidades.

Aunado a lo anterior, la vecindad con el campo militar número Uno de la Secretaria de la Defensa Nacional SEDENA, agrega a los problemas viales de la zona por el alto tránsito de vehiculares militares, problemas peatonales por el flujo de personal que a diario transita, así como el alto número de puestos fijos y semijos que aparecieron en las inmediaciones, incluso sobre aceras y banquetas que generan peligro.  

Con tecnología de Blogger.