Ban

 



Olvida AMLO a la ciudadanía que hicieron las elecciones del pasado 6 de junio

Durante su discurso por el tercer aniversario de su victoria como Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no le valió mencionar la participación ciudadana en la organización de las elecciones del pasado 6 de junio, ni muchos menos al Instituto Nacional Electoral (INE), órgano con el que mantiene una afrenta y rencor que no ha olvidado desde aquella elección de 2006.

En coincidencia con el Segundo Informe Trimestral 2021, el Presidente de México afirmó que aun con las crisis de la pandemia y de la economía “pudimos celebrar una de las más numerosas y competidas elecciones de la historia de México, sin problemas mayores y consolidando el sistema y el método democrático”.

Guiado por el ideal maderista y por las convicciones a favor de la causa de la democracia y en contra del fraude electoral, sentenció López Obrador, el gobierno federal que preside y el presupuesto no se utilizaron para beneficiar a ningún candidato o partido.

“Como pocas veces, en esta ocasión no se llevaron a cabo elecciones de Estado. No dejó de haber la vergonzosa compra de voto con dinero, tarjetas o entrega de despensas, pero no hubo masacres ni se desató la violencia contra ciudadanos inocentes para infundir miedo”.

Sin hacer referencia en ninguna línea a la ciudadanía que participó y contó los votos, mucho menos al INE como órgano rector del Sistema Nacional de Elecciones, el Titular del Ejecutivo Federal, afirmó que el día 6 de junio se abrieron 162 mil 538 casillas, el 99.98 por ciento de lo programado.

No obstante, refirió que sólo 32 casillas no fueron instaladas por el ambiente de violencia en algunos lugares de 7 municipios del país.

“Guerrero, por ejemplo, ningún candidato sufrió agresiones, y casi lo mismo aconteció en la mayoría de los estados”, enfatizó.

Indicó que la participación ciudadana para una elección intermedia no estuvo mal, al votar el 52 por ciento de los 93 millones de empadronados.

A pesar de que como en todas las elecciones se calientan los ánimos, resaltó que, en esta ocasión, no hubo protestas poselectorales por acusaciones de fraude.

Como si lo hubo en 2006, en esta ocasión, afirmó que no se registró ninguna manifestación significativa en las calles o plazas de la república, al garantizar libertades plenas, sin la represión política, mediática o policiaca de otros tiempos.

Mantiene su encono con el INE

Desde hace años el presidente de México mantiene una pugna en contra del INE a quienes acusa de “ser antidemocráticos” “mantener sus privilegios”, “ser el órgano más caro del mundo” y, particularmente, ha criticado al Consejero Presidente Lorenzo Córdova, por su elitismo y burlarse de los indígenas.

Apenas ayer, en Consejo General, el representante del partido Morena, acusó al INE de intentar boicotear la Consulta Popular, al evitar dar promoción anticipada –inicia el 15 de julio conforme a la convocatoria- y reducir el número de mesas receptoras de las boletas, luego de que se instalarán solo una tercera parte (50 mil) de las instaladas 167 mil que se abrieron el pasado 6 de junio.

Destaca resultados electorales a favor de Morena y la creación del bloque opositor

En cuanto a los resultados, considero necesario analizar el hecho de que, a causa de la transformación que estamos aplicando, se terminó de integrar un bloque conservador abiertamente opuesto al gobierno que represento y a las políticas públicas que llevamos a la práctica. 

En primer término, señaló, que este grupo reaccionario siempre será respetado y tendrá libertad para ejercer su derecho a disentir.

“Son adversarios, no enemigos. No los tratamos como ellos lo hicieron cuando nosotros estábamos en la oposición, no los vemos como enemigos a destruir sino como adversarios a vencer. Sencillamente, defendemos y representamos proyectos de nación distintos y contrapuestos”.

Dijo que en ese bloque se unieron de manera legítima empresarios, dueños de medios de información, periodistas e intelectuales de derecha, líderes partidistas, dirigentes de la llamada sociedad civil y políticos del antiguo régimen, entre otros, para enfrentar el proyecto de transformación que estamos aplicando para acabar con la corrupción y la desigualdad.

Al destacar que dicho bloque fracasó en arrebatarle la Cámara de Diputados, la alianza “Juntos hacemos historia”, triunfó en 186 de los 300 distritos en disputa, en tanto que el bloque conservador obtuvo 107 y el partido Movimiento Ciudadano, siete.

Si a ello se suma el reparto de plurinominales, la bancada a nuestro favor tendrá una cómoda mayoría.

Con tecnología de Blogger.