Ban

Le quedaron grandes los zapatos a Maribel Cervantes





Por Juan Insomnio

Estado de México a 5 de marzo del 2020.- Literal, a la Secretaria de Seguridad del Estado de México le quedaron grandes los zapatos, y no nada más los que usa en eventos, sino en los nulos resultados que la Policía Estatal a su cargo con sus diversas divisiones no han podido frenar una delincuencia que opera a la sombra de los intereses de la corrupción que impera en la corporación.



La semana pasada el triple homicidio cometido por un grupo armado en las inmediaciones de Bulevares y San Mateo en Naucalpan, fortalecían las declaraciones del escritor Francisco Cruz quien señalaba ante Carmen Aristegi los nulos trabajos de efectividad policial que tiene el Gobierno Estatal en materia de seguridad pública.

A las pocas horas, el video de un chofer de tráiler extorsionado por el Jefe de Servicios del Primer Agrupamiento de la Policía Estatal, Miguel Águila Julio, evidenciaba que la corrupción esta incrustada en la corporación a mas no poder, el mando medio optó por renunciar en cuanto se enteró del video, fue la salida más sencilla para él y evitar un proceso de investigación y caer en la cárcel. 

La renta de patrullas y personal a empresarios para cuidar sus negocios es más cada día, ahí es donde los mandos policiales obtienen hasta triples ganancias, el primero el cobro que le hacen al empresario por brindarle el “apoyo” que una patrulla se estacione por horas y el personal con mejor armamento y capacitación que uno de seguridad privada permanezca en el local comercial durante su operación.

Segundo, la gasolina de esas patrullas que No salen a realizar su labor pública, se “cobra por aparte” y entra directamente al bolsillo de los mandos, ya que todos los vehículos para no levantar sospechas deben de acudir diariamente por su dotación de combustible.

Tercero, la mejor conocida “Fuerza aérea o aviadores”, policías que a cambio de la mitad de su salario que entregan a los mandos por no ir a trabajar, ya que el sueldo es bajo y el riesgo alto, prefieren perder una quincena y trabajar en otras labores sin poner en riesgo sus prestaciones médicas, aguinaldo, vacaciones, de ahí que por más discursos en materia de seguridad, los resultados sean inexistentes.
Con tecnología de Blogger.