Ban

Covid 19 pondrá a prueba a Gobiernos locales



Por Juan Insomnio 
Imagine a las policías municipales del Estado de México y de la entidad haciendo recorridos por las calles para disuadir y evitar la presencia de mexiquenses, ante una probable contingencia en su fase II por el brote del Covid 19 o coronavirus. 

En una acción sanitaria considerada como tardía tras declarar la Organización Mundial de la Salud (OMS) la presencia de este virus como pandemia, México apenas implementó la fase I, que determina una serie de acciones sanitarias rigurosas como lavarse las manos de manera constante, estornudar y toser tapándose la boca, evitar el acompañamiento a corta distancia y restringir actividades, entre algunas otras. Lo más complicado está aún por venir: el panorama que enfrentarán las policías y gobiernos locales.

A partir de este fin de semana, una vez declarada la fase II por los gobiernos de Francia, Italia y España, las imágenes de Europa son muy descriptivas: grupos de policías nacionales o locales disuadiendo la presencia de personas en las calles a través de altavoces, a pie-tierra y centros de comunicación, a fin de evitar y contener la propagación del brote del virus Covid-19 o coronavirus, que afecta ya a más de dos centenares de países con una cantidad de fallecimientos que va en aumento, así como de contagios. 

El contagio y letalidad del virus aún se encuentra en estudio, pero en China, país de origen del virus, ha contenido el brote con una serie de medidas, entre ellas, el aislamiento total para evitar su diseminación. 

En México, como lo ha determinado ya el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell Ramírez, es muy probable que el país entre en su fase II en los próximos días, lo que obligaría a las autoridades policiales de los tres órdenes de gobierno a realizar recorridos para llamar a la ciudadanía a permanecer en casar en pos de la cuarentena que los expertos han recomendado. 

Las posibilidades de que la policías municipales y estatales tenga una óptima respuesta ante la pandemia son pocas, de acuerdo a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública: 

Las condiciones físicas les ponen en el rubro de población en riesgo; en México un 33% de policías municipales y estatales tienen de 45 a más de 75 años de edad y por su ritmo laboral predominan en esta población la diabetes y obesidad. 

En Europa los videos que se transmiten en redes sociales denota la exigencia de la autoridad para exigir que la ciudadanía esté en las calles, de lo contrario, son acreedores a multas muy elevadas por su osadía de desafiar las recomendaciones sanitarias. 

En tanto el escenario en México, avalado por el INEGI, muestra que a diciembre de 2019 menos de la mitad de la población en México considera como “muy o algo efectivo” el desempeño la policía estatal (48% de aprobación) y de policía municipal (40% de aprobación), lo cual lleva a suponer que las policías locales no serán el funcionario más efectivo para hacer que la población permanezca sin salir de sus hogares. 

Los gobiernos municipales también tienen un gran reto ante el panorama de que sólo el 26% de la población nacional considera que sus gobiernos locales tienen la capacidad para resolver los problemas más apremiantes de su ciudad, de acuerdo con la última encuesta ENSU del INEGI. 

Ante este contexto, se suma una gran incógnita: ¿qué será más efectivo, el adecuado manejo por parte de las autoridades locales para contener la pandemia o la responsabilidad social?
Con tecnología de Blogger.